You are here

Historia

HISTORIA DE NUESTRO CLUB.

Para contar como surgió nuestro Club, nos remontaremos a tiempos más lejanos, a los orígenes de la arquería como deporte en nuestro país.

El primer grupo de arqueros conocido, se formó hace más de 40 años, a fines de los años 60. Aquel grupo de arqueros practicaba en la Rambla, en la zona de la Aduana de Oribe. Llegaron a ser cerca de 90 arqueros, contaban con campeonatos regulares, pero nunca llegaron a tener reconocimiento por parte del Estado al no tener personería jurídica. También disponían de un local cerrado que alquilaban para hacer tiro en la semana, de noche, en las proximidades del Palacio Peñarol. Se puede decir que los arqueros de este grupo fueron los fundadores, sentando las bases del deporte en nuestro país. Desarrollaron conocimientos en técnica de tiro y materiales, que fueron heredando a los arqueros que les sucedieron. De este entonces persisten aún varios de ellos, dentro de los que destacamos a Héctor Souza y Miguel Quartino.
Por diversos motivos, tuvieron que irse de la Aduana de Oribe a las Canteras del Parque Rodó, donde estuvieron poco tiempo, trasladándose luego a un predio en el Parque Roosevelt. Este era un predio abierto, teniendo que trasladar los paraflechas de uso en cada jornada, lo que era muy laborioso.
Diversos problemas en aquel entonces, condujeron a una casi desaparición del grupo de arqueros. Pero se formo un importante grupo en Melo, desde donde se mantuvo vivo al deporte, impulsado por H. Souza. Se integraron al Club Melo Wanderers, formando la división arquería de este Club. Se formo un grupo muy bueno desde el punto de vista técnico-deportivo. Llegaron a competir en forma epistolar con Argentina, Chile, Colombia, España etc. Viajaron a la Argentina, 4 veces al Brasil incluyendo un Panamericano que les permitió aprender viendo a los más grandes del mundo en esos momentos (el equipo de USA). Obtuvieron resultados muy decentes en estos torneos.
El nivel alcanzado, en lo deportivo y organizativo, permitió que Teresa Labroucherie impulsara en la antigua Comisión Nacional de Educación Física el ingreso a la Federación de Tiro. Reconocidos ahora por el Estado, se les permitió realizar las primeras importaciones de equipos de alta calidad y se tramitó el ingreso a la Federación Internacional de Tiro con Arco (FITA) por primera vez en nuestra historia.
Temas laborales hicieron trasladar a Hector Souza nuevamente a Montevideo, lo que aglutinó nuevamente a los arqueros existentes en esa ciudad, los que organizaron un nuevo campo de tiro en la calle Barradas. Pero solo pudieron estar allí dos meses porque el predio fue destinado a la asociación de aeromodelistas.
La división arquería del Melo Wanderers desapareció progresivamente.
De aquí el grupo de arqueros se traslada al Club de Cazadores, en la zona de Paso de la Arena. Al no tener personería jurídica perdieron la afiliación a FITA, y disminuyó el nivel organizativo y el volumen de arqueros.
El grupo de arqueros se mantuvo aquí cuatro años, debiendo abandonar el lugar por ser muy difícil convivir con el tiro con armas de fuego que se practicaba en el lugar.
El grupo se traslada al Club San Isidro Lomas, ubicado en la ruta 5 km 25. Permanecieron aquí 3 años, siendo la etapa más dura para la arquería, debido a que eran muy pocos los arqueros (menos de 10) que mantenían vivo al deporte.
Pero nuevas energías tomaron la iniciativa buscando tener un campo más cercano, adecuado y propio, consiguiendo un predio en la Chacra turística la “Redención”, en la ruta 5 km 13.
En noviembre de 1999 se realiza la Asamblea Fundacional del Club Uruguayo de Arquería, luego de mucho trabajo organizativo. En ese entonces habían unos 15 arqueros.
Se tramitó y obtuvo la personería jurídica en el 2000.
Pero la mala fortuna quiso que nos tuviéramos que ir de allí, trasladándonos al otro lado de Montevideo, a otra chacra turística, “Casa de Campo”, donde se estuvo menos de 2 años. Arduas gestiones nos permitieron conseguir un predio del Parque Roosevelt, junto a la Brigada de Ingenieros Nº1. Era un predio abierto, el cual se cercó pero el vandalismo hizo muy difícil instalar paraflechas u otras estructuras. A pesar de esto el grupo se fue consolidando, llegando a haber casi 20 arqueros, con equipos de primera línea y buen nivel deportivo.
Desde los inicios de nuestro Club, se bregó por la formación de una federación de arquería, para poder reafiliarnos a FITA. Para esto se impulsó la formación de clubes de arquería en el interior del país, para lo cual se viajó a diversas ciudades (Maldonado, Minas, Atlántida, etc.) a realizar demostraciones de tiro.
De a poco surgieron clubes de arqueros lo que permitió la fundación de la Federación Uruguaya de Tiro con Arco (FUTARCO) hace pocos años. Esto dinamizó más la arquería, permitiendo el reingreso a la FITA, con todos los beneficios que eso trajo consigo: donación de una importante partida de equipos para practicar le enseñanza del tiro, viajar al exterior a perfeccionar instructores de tiro, la realización de cursos por parte de instructores extranjeros aquí, participar vistiendo oficialmente la camisa celeste en los juegos ODESUR (olimpíadas sudamericanas), etc.
A inicios del 2006, se consigue el actual campo de tiro, sito dentro del Servicio de Veterinaria y Remonta del Ejército, gracias a la gran disposición de servicio de sus autoridades, a los cuales le estamos muy agradecidos, dado que este nuevo lugar, vigilado, nos permitió construir un campo de tiro de gran calidad, con infraestructuras y servicios básicos imprescindibles.
En este lugar, gracias a una gran labor organizativa, se consolidó la arquería, estableciéndose una escuela de tiro con arco, taller, campo de tiro para avanzados y principiantes, se realizan campeonatos regularmente y se han desarrollado arqueros de muy buen nivel.
Deportistas de nuestro Club han viajado a Argentina y a República Dominicana, participando en torneos internacionales de relevancia. Recientemente nuestros arqueros tradicionales han logrado un muy buen desempeño en un torneo de arquería tradicional en la Argentina, etc.
También tres de nuestros arqueros han realizado cursos de perfeccionamiento como Instructores en el extranjero (México y El Salvador).
Hemos recibido cursos en nuestro país, por parte de Instructores FITA (Daniel Ruggeroni y Cabagliatto).
Otro gran logro es que nuestro Presidente de la Federación integra el Comité Ejecutivo de la Confederación Panamericana de Arquería.
Actualmente nuestro Club consta de diversas actividades y servicios: escuela de tiro para niveles intermedio (N2) y principiantes (N1), taller de arquería, organiza los campeonatos federales (los 3 campeonatos de interiores o Indoor y los 4 de exteriores o Outdoor), participa en eventos públicos, impulsa el desarrollo de nuevos clubes, etc.
Actualmente consideramos que estamos por primera vez en la historia de la arquería, enfrentando un futuro muy auspicioso y de gran crecimiento, gracias a los 50 arqueros de nuestro club y también a los de los clubes de arquería amigos de la FUTARCO.